Navigation Menu+

Disfruta Benasque

Nov 22, 2013 por Igers Aragón | 0 comentarios

Bajo el hashtag #DisfrutaBenasque, un grupo de Instagramers Aragón acudimos el pasado fin de semana al Valle de Benasque, y podemos decir que fue una experiencia increíble.

El viernes llegamos a Villanova, a unos 10 kilometros de Benasque, para alojarnos en el Hotel Casa del Río, donde estuvimos todo el fin de semana y donde Chema y Marta nos hicieron sentirnos como en casa. Además, nos encontramos al llegar una grata sorpresa, ya que recibimos un pack de bienvenida entre los que se encontraban una galleta especial y personalizada de Pastelería Fabres, un paquete de jabones artesanales de Remós, mermeladas caseras y artesanales de Sabores de La Ribagorza y La Cullera, longaniza de Graus Curados Gran Selección de Embutidos Aventín y una botella de vino Cojón de GatoD.O. Somontano.

La primera noche acudimos, bajo una copiosa nevada, a Benasque, donde visitamos el Palacio de los Conde de La Ribagorza junto a otros Instagramers de la zona, para posteriormente acudir a tomar un mojito a la coctelería Mojito Ice y degustar después una estupenda cena en Bombolón másquepinchos.

instagramers-aragon-benasque

El sábado nos levantamos pronto y tuvimos la ocasión de conocer algunos de los rincones más fabulosos del Valle de Benasque como el Mirador de Castellaso (en Sahún), el Santuario de Guayente o el Mirador Valle de Benasque para llegar finalmente a  Aramón Cerler, donde disfrutamos con la nieve y repusimos fuerzas con un almuerzo a base de productos típicos del valle. A la hora de comer acudimos a Llanos de Hospital, donde disfrutamos de una deliciosa comida.

El sábado por la tarde acudimos a la Pastelería Fabres y tras degustar un chocolate caliente, fuimos a cenar al restaurante La Parrilla donde, como durante todo el fin de semana, cenamos unos platos deliciosos. Por la noche, acudimos a tomar algo al Molly Malone, aunque regresamos pronto al Hotel Casa del Río para recuperar fuerzas.

valle-benasque

El domingo amaneció con lluvia, pero eso no impidió que fueramos a disfrutar del pueblo de Anciles, un precioso pueblo donde esta prohibida la entrada de coches para preservar su belleza. Para acabar nuestra experiencia, acudimos al restaurante Casa Javier, en Piedrafita, a disfrutar de la cocina slow-food.

Sin duda, fue un magnífico fin de semana donde realmente disfrutamos del Valle de Benasque, y ya estamos deseando volver.

Podéis ver muchas de las fotografías que hicimos bajo el hashtag #disfrutaBenasque

¡Gracias a tod@s los que hicisteis posible esta experiencia!

 

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *