Navigation Menu+

Instameet en Bodegas Campoviejo

Sep 30, 2014 por Igers Aragón, Instameet | 0 comentarios

A veces vemos las marcas con desconfianza, con recelo, incluso con algo de manía… todos somos consumidores y hemos sufrido estas sensaciones en carnes propias.

Así que cuando una gran marca, como es Campo Viejo, con su historia y bagaje, decide acercarse a sus consumidores y se fija en Instagramers, ya te hace replantearte muchas cosas…

Y es que hay marcas que actualmente, saben lo que hacen, saben cómo cambian los mercados y los gustos del público general y se adaptan a los nuevos tiempos y canales de comunicación.

El pasado fin de semana Campo Viejo nos invitó a los Instagramers de Burgos (@igersburgos), Euskadi (@igerseuskadi, @igersbilbao, @igersGasteiz e @igersdonostia), La Rioja (@igerslogrono), Navarra (@igersnavarra e @igerpamplona) y Aragón (@igersaragon, @igerszgz, @igershuesca e @igersteruel), a disfrutar de una jornada inolvidable en su bodega.

Desde todos los puntos de origen fueron llegando los autobuses y los saludos se prolongaron: muchos nos conocíamos en persona, otros solo de instagram y estábamos deseando ponernos cara y voz y otros no nos habíamos cruzado en nuestra vida, ni en el 1.0 ni en el 2.0.

Tras los abrazos, risas, besos y más abrazos se nos hizo entrega de la equipación con colores corporativos para cada una de las “delegaciones”… Algo que nos hizo especial ilusión fuera que nos dieran el color fucsia por, según palabras textuales “nuestra implicación con AMAC-GEMA y la lucha contra el cáncer de mama y genital”.

Comenzamos la jornada con una charla en la que los responsables de la bodega, Íñigo (Brand Manager) y Elena (Enóloga jefe) nos transmitieron los valores de la marca y la pasión por un trabajo bien hecho y Alberto (local manager @IgersBilbao) y Pablo (local manager @IgersSpain) nos transmitieron las horas y horas de trabajo con las que cargamos a las espaldas y la satisfacción personal que a los local managers nos proporcionan acciones como esta.

Tras esto llegó la diversión: se dividieron los grupos y a lo largo de la mañana realizamos actividades tan interesantes como la visita al viñedo con cata de uvas, visita a la colorista escultura en mitad del viñedo de Okuda y Remed, visita a la bodega y cata de rosados.

Mientras, íbamos tomando fotos, hablando, compartiendo historias, bromas y risas… Podríamos decir, que la banda sonora del día fueron eso: risas.

Después, comida… nos agasajaron con un tapeo en el que no faltó el vino, los maravillosos vinos de la bodega…

Y de postre… ¡Ay de postre! ¿adivinais quien nos sorprendió a todos una vez más? ¡Exacto! @tartasmelba volvió a rizar el rizo y nos invitó a unos bocaditos de vino impresionantes.

Al final, foto de grupo y de grupos, que nunca conseguiamos sacar de un grupo en concreto, porque nos mezclábamos y colábamos en las fotos de otros fruto del buen rollo y amistad que se respiró durante todo el encuentro.

Se nos queda corto el agradecimiento a Bodegas Campo Viejo por el trato y el día maravilloso que nos hicieron pasar y más concretamente, a su equipo humano, un equipo con una calidad humana, unas ganas de compartir y una devoción por su trabajo envidiables.

Si te lo perdiste y quieres ver cómo lo pasamos, te recomendamos que visites el hashtag #campoviejo

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *